Carteles de la Guerra Civil Española: Todas las milicias (58/110)

La conversión de todas las milicias en un ejército regular es uno de los rasgos básicos de la política republicana, una vez pasados los primeros momentos de la guerra.


Las milicias populares habían sido el medio idóneo para sofocar el alzamiento en las grandes ciudades, pero, como demostraron las primeras columnas en Aragón y Madrid, dejaban mucho que desear en una guerra convencional. La polémica entre guerra y revolución se resolvió finalmente a favor de la primera, pero el ejército republicano no alcanzó nunca la solidez y la capacidad operativa que tuvo el de Franco, a pesar del gran esfuerzo propagandístico que realizó el gobierno. El cartel que comentamos es un ejemplo de ello, uno de los mejores ejemplos. Melendreras, que provenía del mundo de la publicidad y había trabajado en la agencia Helios, rompe los estrechos límites estéticos de la cartelística republicana («baraúnda anodina de tanto convencionalismo», la llamó Renau) y crea para la Junta Delegada de Defensa de Madrid uno de los mejores carteles de la guerra. No se trata ya de un dibujo realista que se limita a apoyar e ilustrar una consigna, sino de un perfecto ensamblaje entre texto e imagen: el rostro del soldado, muy esquematizado, se sostiene por sí solo y expresa con nitidez la idea de unidad entre los distintos partidos y nacionalidades españolas, de cara a la formación de un ejército popular. La consigna, en este caso, se limita a reafirmar simplemente esa idea.


Detalles técnicos del cartel:

Autor: Melendreras. Editor, Junta Delegada de Defensa de Madrid. Imprenta. Rivadeneyra, C. O. Madrid. Medidas, 111 x 79 cm.

(Col. CEHC.)


Fuente: “Carteles de la Guerra Civil Española”, Ediciones Urbión, S.A. 1981.



8 visualizaciones
Entradas destacadas
Entradas recientes
Buscar por tags
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square