Carteles de la Guerra Civil Española: España 1936 un documental histórico (80/110)

Poco después del levantamiento militar del 18 de julio, el comunista Fernando García Mantilla crea en Madrid la Cooperativa Obrera Cinematográfica, integrada, además de por realizadores de su mismo partido, por miembros del PSOE. El intento unitario no duró mucho tiempo (sólo consta en su haber la producción de dos documentales, Julio 1936 y ¡Pasaremos!). Y el PCE crea Film Popular. Los planteamientos de la nueva productora son los de realizar y distribuir un cine accesible y comercial, comprometido en la defensa de la República y con un marcado contenido antifascista. Su actividad se inicia con la distribución de películas rusas (curiosamente prohibidas durante la República hasta 1936), algunas de las cuales, como Chapaiev, por ejemplo, llegan a hacerse míticas para el público republicano, pero la labor más interesante de Film Popular será la documentalista. Al poco tiempo de su creación, formará un equipo fijo de realizadores encargado de editar periódicamente un noticiario, España al día, pasando luego a proyectos más elaborados y complejos, siempre en el campo del reportaje, como Llegada a Valencia de los marinos del Komsomol, Así nació una industria, Ejército Popular, etc.


Los carteles anunciadores de Film Popular se encuentran entre los mejores de aquel momento: la decisiva importancia que de cara a la propaganda se atribuye al cine, obliga a los dirigentes de esta industria a cuidar al máximo la publicidad que rodea a las películas, por lo que eligen a los cartelistas imbuidos de una concepción más moderna del medio, como Renau o Pedraza, autor del cartel que hoy comentamos. Los dibujos de «caballete» han desaparecido, como también cualquier asomo de función decorativa de la imagen: el cartel forma un todo y su clave reside en la capacidad de expresar, con el máximo de economía gráfica posible, una idea o un sentimiento. El cartel de Pedraza es un ejemplo perfecto de todo esto. El artista, un hombre consagrado ya antes del estallido del conflicto por su trabajo para el mundo de la publicidad desde la agencia Helios, evita el tremendismo ilustrativo que un tema tan genérico y épico como la España republicana de 1936 podría sugerir, y resume todos esos sentimientos y el ambiente bélico que los rodea, en la silueta del rostro de un soldado, semejante a una máscara griega. La guerra se evoca también con absoluta economía de medios: una cota rodeada de alambrada. Y ambos elementos, recalcados por un juego de luz y de sombra que aumenta la profundidad y el dramatismo.


Detalles técnicos del cartel:

Autor, Pedraza. Editor, Film Popular. Imprenta, Lit. Hija de E. Mirabet, intervenida UGT-CNT. Valencia. Medidas, 100 x 70 cm. (Arch. Doc. M.° Cultura. Salamanca.)


Fuente: “Carteles de la Guerra Civil Española”, Ediciones Urbión, S.A. 1981.



5 visualizaciones
Entradas destacadas
Entradas recientes
Buscar por tags
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square