Del procedimiento de regularización catastral express y de la importancia de actuar deprisa.


Cómo reducir la factura fiscal es siempre un asunto que debiera interesarnos a todos. De ahí que ayer día 8 de octubre, en una charla a la que asistí aquí en Carmona impartida por Aeconomis, explicaron cómo conseguirlo en relación con el valor catastral que Catastro está asignando a los inmuebles valorados en sus novedosos Planes de Regularización Catastral, iniciados en el año 2013 y que va a afectar a 7.500 municipios.

Fue mucha la información que allí se proporcionó por el Director Técnico de la empresa, Francisco Sánchez Jiménez, pero me llamó especialmente la atención, quizás por defecto profesional, el procedimiento utilizado por Catastro: un chapucero procedimiento express diseñado para acabar deprisa y corriendo.

En líneas generales, en la Ley General Tributaria y en el Reglamento que lo desarrolla, los procedimientos tributarios previstos en dicha norma suelen ser más o menos garantistas con el derecho de defensa del contribuyente. A grandes rasgos, al afectado se le suele informar con carácter previo de que se ha iniciado un procedimiento contra él, a lo cual seguirá una propuesta de resolución con plazo para alegaciones y subsanaciones, la presentación de prueba en fase de instrucción, una audiencia previa para que pueda presentar nuevas alegaciones con carácter inmediatamente anterior a la emisión de la resolución definitiva y, finalmente, la resolución definitiva del procedimiento.

Pero, con el procedimiento express previsto para la regularización catastral, los contribuyentes afectados reciben de Catastro una "carta" que es en sí misma una propuesta de resolución, con la indicación de que si en el plazo de 10 días no se alega nada se considera resolución definitiva. Ya está. Al garete con todo lo demás up supra relacionado.

De ahí la enorme importancia de que, en el supuesto de ser uno de los titulares cuyo inmueble va a ser regularizado a través de este procedimiento, el contribuyente se ponga en contacto sin más demora con técnicos que puedan asesorarle, pues los errores que está cometiendo Catastro en la valoración de los inmuebles está provocando que, según nos contaba el Director Técnico de Aeconomis, se ha llegado a detectar una diferencia económica a pagar de más de hasta 40.000 euros. Ahí es nada. Obviamente esto dependerá de cada caso concreto, pero el dato debiera hacernos saltar todas las alarmas.

En Carmona, Aeconomis ha abierto una oficina para atender a los contribuyentes afectados e informarles de la valoración correcta, con previsiones de cuánto puede ser el sobrecargo que Catastro pretende aplicarle, siendo esta primera consulta totalmente gratuita.



0 vistas
Áreas de conocimiento
Derecho Civil
Derecho Penal
Derecho Administrativo
Derecho de la Administración Local
Derecho de la Circulación
Derecho Laboral y de la SS.SS.
¿Más información? Contáctanos

Estamos aquí para asisitirte. Contáctanos por teléfono, email, formulario o nuestros canales sociales. 

© Copyright 2017 José Manuel Piñero Fernández